Condiciones mínimas

  • Posted by Juan Trejo 23 Feb
  • 0 Comments

Condiciones mínimas

 

3610_371628666253203_1301233750_n

Ahora producimos en condiciones mínimas

 

 

Recuerdo cuando inicié en la producción audiovisual hace algunos años, no tenía ni idea de qué podía encontrar ni cómo trabajar. Después de algunas producciones, me di cuenta que el método de trabajo es como un reloj que necesita del buen funcionamiento de todas las piezas.

Todo tiene que planearse para ser realizado en un lapso de tiempo determinado y cuánta gente se necesita para lograrlo. Del tamaño del sapo es la pedrada, dicen, y en el caso de la producción es así. Un proyecto grande, como una película, puede requerir la colaboración de mucha gente, al contrario de un video casero, por ejemplo.

Con el transcurrir de los últimos años he notado un cambio sustancial en la forma de producir: las producciones audiovisuales cada vez requieren menos gente. Esto lo atribuyo a dos factores: el avance tecnológico en el equipo que se usa para una producción y una nueva dinámica de trabajo.

Para el primero, sin duda la digitalización de las cámaras ha reducido, por un lado, el costo de producción, pero también se necesita menos gente para operarlas; el equipo de iluminación es más liviano gracias a las lámparas de LED; la información se guarda en tarjetas y no en carretes de 400 pies de película (que cuestan uno y la mitad del otro, además de almacenar poca información).

En lo que concierne al segundo, las producciones se logran con menos personal que antes y pongo el ejemplo de programas de televisión que vemos comúnmente en History Channel o NatGeo: los equipos de producción son reducidos al mínimo, por espacio, movilidad. Digamos que es más fácil mover a 3 ó 4 personas de una locación a otra, que a 35; o tener 2 ó 3 unidades en distintos lugares para captar las interacciones de los personajes en tiempo real, que a toda una empresa moviéndose en caravana para poder trasladarse.

Recuerdo comerciales de televisión que producíamos entre 35 a 40 personas aproximadamente, y ahora realizamos producciones con la tercera parte del personal. Parece la reducción del tamaño de la tecnología es directamente proporcional al tamaño del grupo de trabajo. Claro que esta reducción puede tener repercusiones en algunos aspectos de la producción, como el cuidado de los detalles, que al tener menos ojos que cuiden, pueden dejarse de lado.

Si tuviera que elegir, no podría. Primero tengo que saber qué busco en cada producción para poder determinar cuánta gente necesitamos, qué materiales.

Aunque la necesidad de la inmediatez nos orilla a trabajar en condiciones mínimas.

Post Comments 0

Drop us a line

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *